Sobre la hidroterapia en pacientes con artrosis de rodilla

Entre los tratamientos que en la clínica de terapia física CDMX de Holfer ponemos a su disposición, destaca la hidroterapia, a saber, una técnica en la que se recurre a las propiedades mecánicas, térmicas y químicas del agua para tratar diversas patologías presentes en articulaciones diversas como la llamada artrosis de rodilla.

Pero, ¿Cómo repercute este tratamiento básico dentro de las clínicas de rehabilitación en la mencionada artrosis de rodilla? Responder a esta cuestión será la finalidad de la presente entrada de nuestro blog que esperamos les resulte amena, informativa y de utilidad. Sin más que agregar, ¡Comencemos!

¿Qué es la artrosis de rodilla?

Antes de ocuparnos del tema central que nos compete en esta publicación, consideramos pertinente hablar primero sobre esta dificultad articular que puede afectar a cualquiera, especialmente a personas con sobrepeso, adultos mayores, y deportistas.

Conocida también como gonartrosis u osteoartritis, la artrosis de rodilla designa a un proceso de atrofia o deterioro del cartílago de la articulación, lo cual puede provocar no solo dificultades motrices, e intensos dolores, sino también acabar con dicho cartílago, lo que implicaría en tal caso la realización de una intervención quirúrgica en una clínica de traumatología deportiva en CDMX.

Además, también puede deformar la rodilla y hacer difícil su movilidad, lo que conlleva una reducción en la calidad de vida y en discapacidad. Si bien puede aparecer en cualquier persona, en ocasiones no presenta síntomas, lo que hace aún más difícil su detección. Cierto es que puede aparecer en otras articulaciones, sin embargo la artrosis se presenta en la mayoría de los casos, en la articulación de las rodillas, y puede derivarse de deformidades congénitas, trastornos metabólicos, así como traumatismos y sobrecargas físicas.

¿Cómo influye la hidroterapia?

Una vez explicada esta condición, veamos cómo pueden influir los tratamientos basados en hidroterapia que en Holfer ponemos a su alcance. Durante las sesiones de fisioterapia con agua, se hace uso del peso del líquido con el fin de generar alivio en las dolencias derivadas de la artrosis de rodilla, además, es una excelente manera de reducir de forma placentera tanto la ansiedad como el nerviosismo que suele presentarse antes de aplicar las terapias complementarias.

Se ha corroborado que el agua es un reactor energético de suma importancia que auxilia a que el cuerpo se recupere, y que es de suma utilidad si se complementa con otras técnicas de rehabilitación para lograr resultados de forma más rápida y eficiente. Las prácticas de acondicionamiento en el agua inhiben las dificultades articulares derivadas de la artrosis de rodilla, ya que posibilita la flotación y con ello se omite tanto la presión como los choques que se presentan entre los huesos cuando se está fuera del agua, es decir, cuando el cuerpo tiene que soportar por completo su propio peso.

Cabe agregar que gracias a la excelente conductividad del líquido cuando está caliente, y de su adsorción a través de la hidroterapia, es posible proporcionar una estimulación terminal a la zona bajo terapia que aunada a los masajes, las fricciones, y los efectos de cepillado ofrecidos por el agua, brinda relajación a los músculos, así como tranquilidad mental.

Esperamos que esta entrada les haya sido útil así como amena. Si desean someterse a este tratamiento de  en nuestra clínica para atender su problema de artrosis de rodilla, recuerden que contamos con el mejor personal en fisioterapia en CDMX, por lo tanto no deben dudar en contactar al personal de atención de Holfer a través de las líneas 55-24-00-94 / 55-24-11-37.

Deja un comentario