¿Qué es el ultrasonido terapéutico?

clínica de medicina del deporte y rehabilitación

El ultrasonido terapéutico no es nuevo, ya desde la década de 1940 los terapeutas lo usaban y aun hoy en día en la clínica de medicina del deporte y rehabilitación se utiliza. En HOLFER, clínica de deporte, rehabilitación física y medicina del deporte, ofrecemos este tratamiento y otros más, todo con el fin de ayudar a la recuperación total de los pacientes, comandado por el Dr. Juan Carlos Holguín Fernández y su equipo de profesionales.

¿Cómo ayuda el ultrasonido a su recuperación?

El ultrasonido se aplica directo en la zona afectada y provoca que el flujo de sangre del área aumente y lo hace que la inflamación disminuya. Además, la intensidad que se aplique a la persona dependerá del nivel de afectación del paciente, así como el resultado que se quiere obtener. Este tipo de terapia la encontrará en clínica de terapia física CDMX.

El tratamiento no dura mucho, por lo general no sobrepasa los cinco minutos, claro que dependerá de lo que se quiere tratar y que intensidad se necesite. Cuando se está aplicando la punta del equipo desde donde sale el disparo de ultrasonido debe estar en movimiento constante, de esta manera se evita alguna molestia que pudiera surgir en el paciente. Dolencia como tendinitis, inflamación articulación y espasmos musculares son en las que puede ayudar este procedimiento.

Se generan ondas de ultrasonido las cuales tiene la capacidad de traspasar la piel haciendo que los tejidos blandos vibren, esto es lo que hace que la zona se caliente de manera profunda, esto no significa que la persona sienta el calor, de hecho no lo siente.

Hay que tener cuidado ya que el ultrasonido no es recomendable usarse cuando se tiene implantes metálicos justo en la zona lesionada, o bien, cuando el paciente sufre de alguna infección aguda en la misma área, así como alteraciones vasculares, o cuando la mujeres está embaraza y la afectación se encuentre justamente en el abdomen.

Por esto es necesario que se comente y se hable sinceramente con el especialista con el que se acuda y se hable del historial médico antes de ver si es candidato para la aplicación de este tipo de tratamiento. Los profesionales de traumatología deportiva en CDMX saben realizar un buen diagnóstico y remitir a la persona a la mejor terapia según el tipo de lesión que tenga. Tampoco se recomienda usar el ultrasonido terapéutico directo en la medula espinal, ojo, testículos o cráneo.

Este tipo de terapia puede ser muy efectivo cuando se trata de fracturas causadas por estrés, puesto que a través de las ondas el tejido dañado puede recuperarse de forma rápida, por lo tanto, la persona podrá regresar a su vida cotidiana sin tener que pasar mucho tiempo sufriendo de dolor o incapacidad a causa de no poder moverse con libertad. Este tratamiento es utilizado en lesiones deportivas ya que se ha comprobado que es capaz de ayudar a la recuperación del hueso lesionado, cuando se aplica en estas condiciones se realiza con una intensidad baja.

Por supuesto que si este tratamiento es realizado por expertos y con experiencia, la verdad es que no existe probabilidad de sufrir efectos secundarios debido a su aplicación. Eso sí, ante cualquier duda que pudiera tener como paciente lo mejor es conversarlo con el fisioterapeuta a fin de que le explique el procedimiento y el objetivo que se persigue, así como los resultados que se esperan obtener, el tiempo de terapia y lo que debe esperar de la misma.

Ultrasonido e Inflamación

El ultrasonido terapéutico aplicado en clínica de medicina del deporte y rehabilitación se genera gracias al método pozoeléctrico, que consiste a un principio físico, esto quiere decir que algunos minerales tiene la capacidad de producir un impulso eléctrico cuando se deforman. Aquí funciona la deformación del mineral cuando este es sometido a un impulso eléctrico.

Ahora bien, podemos encontrar ultrasonidos que son de 1 MHz, esta se caracteriza por ser de poco absorción, pero de una profundidad mayor. También está la que llega a 3 MHz con esta tiene más absorción, pero poca profundidad. Al mismo tiempo también está en juego la potencia con la que se aplica, esta se regula en w/cm2 esto quiere decir que es la energía que se va a aplicar en la zona del tejido por un segundo. Además, podemos encontrar ultrasonido pulsátil, es decir, aplicar el tratamiento por medio de pulsaciones, mientras que si es de forma continua será aplicado sin parar.

Por otro lado, podemos ver que el ultrasonido tiene acción térmica que es cuando las ondas sonoras traspasan el tejido y estas se transforman en calor haciendo que el área afectada tenga una temperatura mayor. También tiene una acción mecánica, aquí lo que se origina es un especie de masaje el cual se convierte en un auxiliar para que las sustancia que se encuentran dentro del tejido fluyan mejor. Al mismo tiempo, se puede observar una acción química la cual se da por la absorción de sustancias aplicadas.

Para que el ultrasonido funcione, lo mejor es la aplicación a través del gel para transmitir mejor las ondas ultrasónicas, por otro lado, con esta auxiliar es más sencillo mover el cabezal del ultrasonido por toda la zona afectada. Además el gel no seca al momento de estar utilizando, sin mencionar que es hipo alergénico. El método más utilizado para aplicar tratamiento es ultrasonido directo, que consiste en utilizar gel directo en la piel para después deslizar el equipo por el área afectada haciendo movimiento precisos.

Al aplicar el ultrasonido terapéutico veremos beneficios en la disminución de la inflamación, también se podrá observar el aumento de la flexibilidad, así como un metabolismo celular aumentado. Algunas de las dolencias que se pueden tratar con este método pueden ser desde las inflamaciones crónicas, esguinces, contracturas, distenciones, desgarres, entre otros.

Para que se le dé un diagnóstico a adecuado y por lo tanto un tratamiento de acuerdo a su situación física, vaya a una clínica de medicina del deporte y rehabilitación, como HOLFER, clínica de deporte, rehabilitación física y medicina del deporte, un equipo de especialistas están listos para darle atención. Escriba un correo electrónico a contacto@holfer.com o llámenos a los teléfonos (55) 5524 0094 y (55) 5524 1137 para agendar cita.

Deja un comentario